Escuelas y Ayuntamiento de Contepec celebraron hoy el CIX Aniversario del Inicio de la Revolución con la realización de una ceremonia conmemorativa, encabezada por el Presidente Municipal, Rubén Rodríguez Jiménez, en la Plaza Principal, que incluyó un acto cívico, un desfile deportivo y un programa socio-cultural, siendo  dirigida por la Esc. Prim. “José Ma. Morelos” Turno Vespertino. También participaron integrantes de la Asociación de Charros de Contepec, instructoras, madres de familia e infantes de Educación Inicial y el grupo del INAPAM de Contepec, Michoacán.

Primeramente, la Escolta y la Banda de Guerra de la Institución que dirige el Profesor Antonino Adelfo Zamora Terova,  encabezaron el acto cívico, además de la ejecución de una poesía coral declamada por niñas y niños que recordaron las revoluciones de México. Posteriormente, el Edil de Contepec participó como orador oficial de la celebración patria y continuaron con el desfile por las calles de la Cabecera Municipal de Contepec, finalizando participaciones artísticas y deportivas de las Instituciones Educativas.

En su mensaje, el Alcalde Contepequense expresó: “Hoy rindamos homenaje a aquellos que con el alma, con armas, con machete o con sus manos, defendieron los ideales heredados por la Independencia, que fueron arrebatados por El Porfiriato, como la libertad y la justicia. Hoy aplaudimos a Madero, Zapata, Carranza, Villa, Obregón, Pascual Orozco, Pino Suárez, Calles, Flores Magón, Felipe Ángeles, Belisario Domínguez, Bernardo Reyes y los Serdán. Pues son héroes que nos heredaron nuevamente una Patria libre, justa, soberana, pacífica y unida”- concluyó Rubén Rodríguez.

Asimismo, el Edil de Contepec atendió antes y después de dicha Ceremonia a autoridades locales, profesores y ciudadanía que solicitó audiencia al interior del Palacio Municipal, con el fin de exponer sus necesidades para solicitar diversos apoyos y resolver diversos asuntos relacionados con la administración municipal.

Recordemos que al llamado de Madero, Orozco, Villa y Zapata los mexicanos se unieron a sus tropas para luchar y recuperar su libertad. Los objetivos, dice el historiador Víctor Hugo Dantés, eran: Acabar con la dictadura porfirista, poner fin al despojo de tierras y acabar con la explotación del pueblo.  

Don Francisco I. Madero “prendió la chispa que produjo esta lucha”, relata el investigador  Rafael Rutiaga, pues con su actuar se dieron grandes cambios políticos y sociales. Fue el valiente idealista que “logró que Porfirio Díaz renunciara y que se realizaran unas elecciones realmente democráticas”. Cuándo fue Presidente de México “el pueblo gozó de libertad” y su asesinato fue una traición a la Revolución, consagrándolo como el “Apóstol de la Democracia”.  

En Puebla, otros valientes mexicanos respaldaron a la Revolución: los hermanos Serdán, que al ser descubiertos fueron atacados el 18 de noviembre de 1910. Iniciando así la lucha armada. Entonces, Madero convocó a las armas amparado por el Plan de San Luis Potosí, el histórico día 20 de noviembre de 1910 – declara el historiador Javier Garciadiego.  

La revolución mexicana se originó en tierra de la humildad, que es cuna de la humanidad: en las fábricas, minas, talleres, parcelas, haciendas, jacales,… naciendo en el pecho de los hijos del pueblo mexicano, por el sufrimiento consecuencia de la tiranía de los hombres de Porfirio Díaz.

Es el proceso final de cuatro siglos de luchas, iniciando con la Conquista, luego la Colonia, antes, durante y después de la Independencia, pasando por el Primer Imperio, seguido de la Dictadura de Santa Anna, posteriormente de las Repúblicas Federal y Central, tras el Imperio de Maximiliano y Carlota y la República  de Juárez, culminando con los gobiernos de Porfirio Díaz, que orillaba a millones de mexicanos a vivir obligados a trabajar para beneficio de sus amos o a morir en la miseria.

Por eso, el pueblo mexicano se levantó en armas para conquistar su libertad humana y económica, con una admirable valentía para garantizar igualdad y bienestar con la posesión de tierra para trabajar, y así, alimentar, vestir, calzar, cuidar, a sus familias, por ello, el gran triunfo del lema de Emiliano Zapata; “Tierra y Libertad”.

“El Caudillo del Sur” es el personaje emblemático de la Revolución Mexicana porque reivindica los derechos del campesino sobre sus tierras, el héroe originario del estado de Morelos, combatió al usurpador Victoriano Huerta, junto a Pancho Villa, logrando en 1917 que la Constitución promulgada en Querétaro incorporó las exigencias de su Plan de Ayala, recapitula el escritor Luis Felipe Brice.  

Es preciso agregar, que habitantes de estas tierras también participaron en la Revolución, encabezados por el Coronel Rivera, construyeron su cuartel hoy conocido como “La Finca”. Su destacamento derrotó en 1915 a las fuerzas comandadas por Benjamín Argumedo. El Coronel Ladislao Rivera Retana es nuestro personaje heroico. Al frente de su fuerza constitucionalista en octubre también de 1915 atacó en El Oro, Estado de México, a zapatistas comandados por el general Inocencio Quintanilla, quienes incendiaron este Palacio Municipal, escribió el poeta Homero Aridjis.

Egresado de la Facultad de Letras de la UMSNH y con Posgrado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Responsable del Círculo de Estudio "Melchor Ocampo" y Parlamentario Juvenil de Michoacán 2015. Docente de Historia y Literatura.